Catean y hallan celulares en casa de empleada de Motel Nueva Castilla

México 23 agosto._ El Poder Judicial cateó la casa de una empleada del Motel Nueva Castilla. Por ello fijó la primera audiencia de imputación de cargos contra la mujer cuya identidad no fue revelada.

Así, el caso de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa dio un nuevo giro a cuatro meses de que fue localizado su cuerpo en una cisterna del Motel Nueva Castilla, en Escobedo.

La ejecución de la orden de cateo en el domicilio de la mujer, ubicado en la calle John F. Kennedy de la colonia Moisés Sáenz, en Apodaca, ocurrió desde el 19 de agosto a la 1:38 horas. No se especifica la fecha de su finalización. Tampoco la identidad de la sospechosa.

Por el delito equiparable a la «Falsedad de Declaraciones e Informes dados a una Autoridad, así como el Encubrimiento» se le investiga a dicha mujer.

Las autoridades acudieron en búsqueda de aparatos electrónicos de almacenamiento. Encontraron una memoria USB en color azul. Además, un estuche de plástico, conteniendo una memoria USB color verde, una memoria USB color morado. Además seis teléfonos celulares, una laptop con la leyenda Acer y cargador. Además de otros dos teléfonos celulares.

Esta es la primera persona a la que se le somete a un proceso penal. Eso, luego de las más de 324 entrevistas, 23 análisis de telefonía y 140 intervenciones periciales. Hay 723 indicios, 88 dictámenes y 341 estudios periciales. Además de análisis de más de tres mil horas de videograbaciones que la Fiscalía asegura que realizó.

Antecedentes

Debanhi desapareció la madrugada del 9 de abril tras acudir a fiestas en la zona de las quintas Flores y Diamante, en Escobedo, Nuevo León, junto a dos mujeres jóvenes que la conocían hacía poco.

Tras pasar tiempo en esa última quinta y tras forcejear con múltiples personas por motivos desconocidos, quienes la acompañaban presuntamente pusieron a Debanhi sola en el auto de un «contacto de confianza» para que la llevara a su casa.

Luego de recorrer unas cuadras sobre el auto, Debanhi habría descendido del vehículo por razones desconocidas. Habría sido abandonada en la carretera a Laredo, donde le tomaron una última foto, enviada a las jóvenes que la acompañaban. Ahí desapareció.

Fue hasta la noche del 21 de abril, cuando su cuerpo fue hallado en una cisterna en desuso del Motel Nueva Castilla, tras reportes de empleados del inmueble sobre olores fétidos.

Videos

Días después, la Fiscalía de Nuevo León mostró una serie de videos donde se observa a la joven entrar corriendo al Motel Nueva Castilla y luego acercarse a la zona de las cisternas, donde fue hallado su cuerpo.

Después de una exhumación de sus restos por desconfianza de los primeros procesos periciales, se determinó que Debanhi no murió por una contusión profunda de cráneo —versión de la Fiscalía de Nuevo León—. Fue por asfixia por sofocación —versión unificada entre expertos independientes internacionales, federación y Fiscalía local.

La audiencia fue programada para el 31 de agosto por los presuntos delitos equiparables a la falsedad en declaraciones e informes dados a una autoridad, así como el encubrimiento.

Según la orden de cateo, se establece que se facultó a 10 agentes para realizar la diligencia. Se informó que se otorgó el acceso voluntario, por lo que no hubo necesidad de hacer uso de la orden de cateo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn