Claves para entender por qué Rusia podría invadir Ucrania

México 24 enero._ El conflicto estalla en 2014, cuando Rusia respondió militarmente al cambio de Gobierno en Kiev. Las protestas contra la decisión del entonces presidente, el filoruso Víctor Yanukóvich, de suspender la firma de un acuerdo de asociación con la UE y reforzar en cambio lazos con Moscú —y la indignación por una brutal represión— provocaron la caída del dirigente.

Rusia, que considera un interés estratégico vital la permanencia de Ucrania en su órbita de influencia, intervino de forma semiclandestina en la región ucrania de Crimea, que posteriormente anexionó, y fomentó el separatismo en la región del Donbás, alimentando un conflicto armado que se estima ha causado unos 14.000 muertos desde su inicio, revela El País.

Los factores que han disparado la tensión son el paulatino despliegue en los últimos meses por parte de Rusia de soldados y medios en la frontera con Ucrania y la publicación a mediados de diciembre de unas radicales peticiones a la OTAN y a Estados Unidos alrededor de la arquitectura de seguridad europea. Los motivos por los que el Kremlin ha optado por esta escalada ahora son objeto de debate. Hay una lectura en clave ucrania y otra internacional.

El primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió este lunes al presidente ruso, Vladímir Putin, de que una invasión a Ucrania sería “una medida desastrosa” y que cualquier incursión rusa en ese país equivaldría a crear “una nueva Chechenia”, destaca Infobae.

“Tenemos que transmitir el mensaje de que invadir Ucrania, desde el punto de vista ruso, será doloroso, violento y sangriento, y creo que es muy importante que la gente en Rusia entienda que esto podría ser una nueva Chechenia”, dijo el líder.

OTAN, en alerta

Al mismo tiempo, la OTAN anunció hoy que está poniendo sus fuerzas “en estado de alerta” y enviando “barcos y aviones de combate adicionales a los despliegues de la OTAN en Europa Oriental, reforzando la disuasión y defensa aliada mientras Rusia continúa con su acumulación militar en y alrededor de Ucrania”.

El Reino Unido, que recientemente vendió misiles a las autoridades ucranianas, acusa a Rusia de “intentar instalar un líder prorruso en Kiev”, acusaciones que Moscú desestimó calificándolas de “absurdas”.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn