Daniel Madariaga: Es prioridad impulsar turismo deportivo con nuevas estrategias

Daniel Madariaga

México.- El deporte y el turismo son dos actividades con gran impacto social, económico y ambiental, por lo que su promoción en conjunto a través brinda beneficios a distintas áreas del desarrollo humano, señala Daniel Madariaga Barrilado.

Entre los beneficios del impulso al turismo deportivo, el experto en el sector destaca las repercusiones económicas; la creación de más y mejores empleos; el aumento de inversión en infraestructura y equipamiento; el crecimiento del intercambio cultural; la protección al medio ambiente; los aspectos positivos a la globalización y; el desarrollo de destinos turísticos.

“En los últimos años, México se ha convertido en sede de muchos eventos deportivos que además de incentivar el turismo proveniente de muchas partes del mundo, mejora las regiones donde se realizan con la creación de nuevos empleos, la inversión en infraestructura, el intercambio cultural y el desarrollo general de los destinos turísticos”, advierte Daniel Madariaga.

Mejora permanente

Para Madariaga, quien también es experto en desarrollo sostenible, la competitividad de los destinos turísticos depende de la capacidad de innovación y mejora permanentemente, por lo que, considera, es indispensable la ejecución de estrategias innovadoras adecuadas a los cambios constantes y permanentes de la actualidad.

“En el mercado turístico se han observado cambios constantes en la demanda de experiencias diferentes, vivencias, emociones, viajes a la medida, en los que se espera recibir servicios de acuerdo a necesidades y expectativas específicas, por ello es prioridad identificar alternativas de diversificación que respondan a diferentes grupos de demanda y a múltiples motivaciones, cuyo interés se ha enfatizado en mercados específicos como el turismo deportivo”, dice Madariaga Barrilado.

El especialista subraya la interrelación creciente entre el deporte y el turismo con los magnos eventos deportivos que año con año se realizan en México, como el Abierto Mexicano de Tenis, la Fórmula 1, la NFL y la NBA, o a nivel mundial los eventos de esquí alpino y de bicicleta todo terreno en Andorra, mismos que configuran una parte sustantiva de la oferta turística, añaden valor a los destinos, que a la vez complementan y diversifican los productos tradicionales, elevan la competitividad y contribuyen a incrementar los ingresos turísticos.

“Alentar el desarrollo turístico a través de eventos deportivos magnos contribuye a la diversificación y descentralización de la oferta de los destinos y refuerza la imagen de México como potencia en el sector”.

Derrama eco

De acuerdo con datos de la firma Ernst & Young y de la Cámara de Comercio (Canaco) de la Ciudad de México, la Fórmula 1 que se realiza cada año en el Autódromo Hermanos Rodríguez genera una derrama económica de 14 mil 375 millones de pesos.

Asimismo, un estudio de la misma firma estima que los tres juegos de temporada regular de la NFL en el país han dejado una derrama total de 171 millones de dólares, distribuidos de la siguiente manera: 45 millones en 2016, 59 millones en 2017 y 67 millones en 2019.  A la última edición del juego en 2019, viajaron 22 mil 500 turistas provenientes de otras entidades y 5 mil 400 del extranjero. El Abierto Mexicano de Tenis, que se celebra año con año a finales de febrero en Acapulco, Guerrero, genera una derrama económica local de 750 millones de pesos en una semana.

Daniel Madariaga destaca Andorra como destino turístico deportivo

En el caso de las actividades en destinos turísticos como Andorra, Daniel Madariaga Barrilado detalla que el deporte mueve el 8% del PIB nacional, por lo que la reciente declaración del sector como un tema de interés nacional, ayuda a potenciar el posicionamiento de la región para atraer acontecimientos deportivos internacionales, como el posible Campeonato del Mundo de Esquí Alpino en 2027.

Andorra es un ejemplo, dice Daniel Madariaga Barrilado, “de la adaptación de los territorios para atraer viajeros y turistas a eventos de magnitudes muy relevantes en cuanto a complejidad organizativa y presupuesto operativo. Hablando de una competición que dura dos semanas, en pleno mes de febrero, cuando la temporada de esquí está en su punto álgido”, sentencia.

TE RECOMENDAMOS VER 

Daniel Madariaga: Actividad turística, un pilar del desarrollo económico

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn