Destaca Rodrigo Besoy Sánchez estrategias de Oficinas Familiares ante posible recesión

De acuerdo con Rodrigo Besoy Sánchez, las Oficinas Familiares han sabido dar lectura al escenario económico mundial.

Las Oficinas Familiares globales rediseñan sus estrategias de inversión para mitigar los riesgos y consecuencias, señaló Rodrigo Besoy Sánchez.

Lo anterior, mientras en Estados Unidos algunos analistas y funcionarios hablan de la existencia de una recesión técnica debido a que la economía del país acumuló dos trimestres con caídas.

Cuestionado acerca de cómo afrontarán estas organizaciones un escenario con recesión, el también especialista en inversiones mencionó que, las Oficinas Familiares se han estado reajustando desde al menos un lustro atrás, aun cuando no vislumbraban factores como la pandemia o la guerra en Ucrania.

«Hasta el momento el navegar acorde a previsiones y análisis les ha funcionado; ya que, tan solo en 2021, el patrimonio gestionado por las Oficinas Familiares Internacionales ascendió a 430 mil millones de dólares, tal como lo aseveró el informe anual del banco de inversión suizo UBS». 

Política Monetaria de la Fed impulsa escenario negativo 

De acuerdo con Rodrigo Besoy Sánchez, en 2018 un análisis de MdF Family Partners consideraba varios escenarios, todos ellos desembocando en efectos adversos apara la economía; sin embargo, preveía que la Fed no volvería a recurrir a políticas monetarias más restrictivas.

«Hoy, esa medida es la que nos tiene al borde de una recesión”. 

Además, puntualizó que a pesar de que parece inevitable dicho escenario, las Oficinas Familiares están alerta en cuanto a la demanda de bienes se refiere.

«Porque a pesar de la inflación sigue habiendo buenos niveles en varios sectores, pero cuando se ausenten, se necesitarán salvaguardas para moderar pérdidas potenciales y capitalizar nuevas oportunidades». 

Rodrigo Besoy Sánchez ve preparadas a las Oficinas Familiares 

De acuerdo con Rodrigo Besoy Sánchez, a la preocupación que externaban dichas organizaciones por el aumento de la inflación, la guerra en Ucrania y el estado de las valoraciones de las empresas en Bolsa, se se ha sumado el creciente riesgo de recesión y la volatilidad de algunos activos alternativos.

“Hace un año no existía un marcado escenario que tuviera como foco una recesión; sin embargo, las Oficinas Familiares que administran los grandes patrimonios dijeron que reducirían sus inversiones en efectivo y renta fija».

«De igual forma, pasó con los activos alternativos como las criptomonedas, que hasta hace un tiempo eran la gran novedad en las carteras, pero ahora se han tomado con cautela por su tendencia a la baja”. 

El también asesor patrimonial, quien es inversionista a través de sociedades mexicanas como Fabetri S.A., consideró que algunas Oficinas Familiares siguen observando como estrategia efectiva, las inversiones a más largo plazo que puedan ofrecer rendimientos superiores.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve Rodrigo Besoy a Oficinas Familiares con poco interés en bonos sustentables

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn