Fin a la política Trump: EU acepta a solicitantes de asilo atrapados en México

Fin a la política Trump: EU acepta a solicitantes de asilo atrapados en México

Después de esperar meses y, a veces, años en México, a los migrantes que buscan asilo en los Estados Unidos se les permite ingresar al país a partir del viernes mientras esperan que los tribunales decidan sobre sus casos, lo que resuelve una de las políticas de inmigración más emblemáticas de la administración Trump que el presidente Joe Biden prometió terminar.

El número de solicitantes de asilo que ingresará inicialmente será muy limitado, comenzando el viernes en un cruce fronterizo en San Diego y expandiéndose a Brownsville, Texas, el lunes y El Paso, Texas, el próximo viernes, de acuerdo con la agencia AP.

Los funcionarios estadounidenses advierten a la gente que no acuda a la frontera entre Estados Unidos y México, diciendo que aproximadamente 25,000 personas con casos activos en el programa «Permanecer en México» y varios cientos que están apelando decisiones deberían registrarse en un sitio web que el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados lanzará a principios de la próxima semana.

Harán pruebas COVID-19 a solicitantes de asilo

La Organización Internacional para las Migraciones, la agencia de migración de la ONU, planea hacer pruebas a los solicitantes de asilo para detectar COVID-19 y pondrá en cuarentena a cualquiera que dé positivo durante 10 días antes de ingresar a los Estados Unidos.

El viernes marca un hito clave para desentrañar una de las políticas fundamentales del expresidente Donald Trump para disuadir a las personas de buscar protección contra la persecución y devuelve el sistema de asilo de Estados Unidos a la forma en que funcionó durante décadas. Pero hay preguntas sin respuesta, incluido cómo los centroamericanos que regresaron a casa regresarán a la frontera entre Estados Unidos y México.

Tampoco está claro cuánto tiempo llevará resolver más de 25,000 casos activos del programa Permanecer en México. Los funcionarios estadounidenses dicen que dos de los cruces fronterizos pueden manejar hasta 300 personas por día y un cruce más pequeño puede tomar menos, pero comenzarán muy por debajo de esos números. Los funcionarios no especificaron los cruces.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn