Industria chocolatera enfrentará grandes retos por Ley Antichatarra: Rodrigo Besoy Sánchez

Con la entrada en vigor de la Ley Antichatarra, que prohíbe la venta y suministros de productos con alto contenido calórico, así como bebidas azucaradas a menores de edad, y cuyo rigor a comenzado a implementarse en entidades como Oaxaca, el especialista Rodrigo Besoy Sánchez señala que la industria chocolatera del país será una de las principales en resentir sus efectos y deberá enfrentarse a grandes retos.

“Si bien es una Ley con la que se busca mejorar la alimentación de los menores de edad, prevenir y reducir los altos índices de obesidad y diabetes infantil o juvenil, existen otros factores que deberían tomarse en cuenta antes de comenzar a replicarla en el resto del país”, indica.

“Un aspecto que se ha perdido de vista, es las afectaciones que la puesta en marcha de esta ley traerá a las cadenas de valor de industrias como la chocolatera. En el caso de México, el cacao es uno de los principales productos que se exportan a naciones como Suiza o Canadá”.

De acuerdo con datos del Atlas Agroalimentario de 2017, que publicó el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), organismo perteneciente a la SAGARPA, la producción nacional de cacao de los últimos 10 años rondó entre las 21 y 30 mil toneladas, siendo entidades como Tabasco, Chiapas y Guerrero las de mayor cultivo.

“Al ser un producto único y casi endémico, que si bien se produce en otras partes del mundo, no hay cacao igual al mexicano, la ley antiohatarra llevará a productores y comerciantes a pensar en nuevas estrategias de mercado y esto a su vez, derivará en otras clase de productos para permitirle al sector chocolatero continuar de manera exitosa y productiva con sus operaciones”, señala Besoy Sánchez.

Y es que en México, existen 362 unidades económicas enfocadas a la elaboración de chocolate y productos derivados del mismo. Asimismo, se estima que el consumo de chocolate por persona al año es de 700 gramos, datos que sin duda tendrán modificaciones significativas con la entrada en vigor de dicha ley.

Aunado a dicha legislación, se encuentran las mermas ocasionadas en la industria chocolatera a partir de la pandemia de Covid- 19, cuyas ventas de chocolates, bombones y otros productos derivados disminuyó durante el segundo semestre del año.

“No perdamos de vista que la industria chocolatera genera alrededor de 100 mil empleos directos a lo largo del país. No solo la pandemia, también la nueva legislación entorno a la denominada “comida chatarra”, así como el nuevo etiquetado de alimentos, son factores que han puesto en jaque a una industria cuyo valor tan solo en nuestro país ronda los 23 millones de pesos”, dijo Besoy Sánchez.

“Se vienen retos importantes para los productores, agricultores y chocolateros mexicanos, sin embargo confiamos en que el sector sabrá hacer frente a las nuevas disposiciones y continuar ofreciendo productos de alta calidad para los mexicanos y el resto del mundo”, puntualizó.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn