Juicio a Emilio Lozoya destaparía caja negra de corrupción en México

México, 21 julio.- El juicio a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, amenaza con exponer años de corrupción y malas prácticas en torno a la petrolera, lo que representaría un respaldo para el presidente López Obrador y que de continuidad a su proyecto de limpiar la corrupción gubernamental.

La extradición a México de Emilio Lozoya, exdirector general de la firma estatal entre 2012 y 2016, por cargos de corrupción ha permitido al presidente identificar los problemas de la compañía y respaldar su afirmación de que gobiernos anteriores la llevaron a la ruina.

Tanto López Obrador como la nueva gerencia de Pemex enfatizan que han logrado romper con lo que describen como prácticas corruptas del pasado.

El juicio a Lozoya podría impulsar la buena fortuna de López Obrador en el periodo previo a las elecciones legislativas de mitad de período el próximo año. Aún así, crear un cambio duradero en la compañía probablemente resulte una tarea desalentadora, opinan analistas.

Con el tiempo, Pemex se involucró tan profundamente en los contratos del sector público que muchos mexicanos llegaron a verla como la “caja” del Gobierno, dijo Heriberto Galindo, excongresista del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en coincidencia con la jefatura de Lozoya en Pemex.

“Creció tanto Pemex que se le salió de control al Gobierno”, dijo Galindo, alguna vez miembro del comité de Energía de la cámara baja. “Desde el punto de vista de contraloría, del control financiero, de control de obra”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn