Los escándalos son el sello de Fernando Larrazábal

Varios escándalos han envuelto la vida política de Fernando Larrazábal.

Al actual candidato del Partido Acción Nacional (PAN) al gobierno del estado de Nuevo León, Fernando Larrazábal Bretón lo persiguen los escándalos, denuncias y señalamientos por el presunto uso indebido de recursos públicos.

Pareciera que la constante de la vida política de Larrazábal, quien por cierto es oaxaqueño de nacimiento, es estar envuelto en situaciones polémicas.

Una cadena de irregularidades 

En la administración del presidente Vicente Fox Quesada, y al construirse la Biblioteca José Vasconcelos, se dio a conocer que se inflaron los costos del proyecto.

En aquel momento, Fernando Larrazábal fungía como director del Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas (Capfce), por medio del cual se edificó el inmueble.

Los hechos no fueron imputados y fue exonerado el 15 de mayo del 2009, tras una investigación llevada a cabo por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Otros casos 

No obstante, el caso anterior, el expediente de Larrazábal —en temas de corrupción— se remonta al 2001, cuando la Capfce denunció ante la entonces Procuraduría General de la República (PGR) a Adrián Laffitte Bretón, su primo hermano.

Laffitte Bretón era representante legal de Constructora Labre, de la cual Fernando Larrazábal era socio y, según se indicó en su momento, esta empresa obtuvo del Capfce un pago en exceso por la construcción del edificio de laboratorios de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León en 1997.

No obstante, la PGR resolvió el 14 de agosto de 2002 -averiguación previa 1142/RS/2001- el no ejercicio de la acción penal por prescripción del delito.

Malos manejos de recursos públicos 

Fernando Larrazábal ha sabido cubrir sus malos manejos.

El 12 de junio de 2007, su entonces abogado, Roberto Martínez, dio a conocer que cuando este era alcalde obtuvo un amparo contra la revisión especial de la cuenta pública.

Con ello, el Tribunal Contencioso Administrativo y la Contaduría Mayor de Hacienda se vieron impedidos a revisar la cuenta pública de la gestión que Larrazábal Bretón desempeñó en San Nicolás de los Garza (2000-2003) por presuntas irregularidades con facturas falsas que ascendían a 4.5 millones de pesos.

 

Con información de Excélsior

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn