Madariaga Lomelín señala que el Financiamiento Colectivo se incrementa con los Edificios Inteligentes

Luis Domingo Madariaga Lomelín sostiene que los edificios inteligentes tienen un potencial muy alto para el financiamiento colectivo

México, a 12 de mayo.- El especialista en inversiones inmobiliarias, Luis Domingo Madariaga Lomelín, señala que financiar un edificio inteligente o smart building ha captado a los inversionistas más importantes del mundo. El experto mexicano explica que al verse un avance significativo en el desarrollo de las Instituciones de Tecnología Financiera (ITC) durante los últimos años, y particularmente entre las que corresponden al Financiamiento Colectivo (IFC) o crowdfunding.

El especialista en inversiones inmobiliarias precisó que los edificios inteligentes  apuntan a la integración de modernidad, tecnología y sustentabilidad en un mismo espacio, dotando tanto a propietarios, operadores y administradores, de ventajas y beneficios que otro tipo de construcciones no brindan. Por ello, constituyen el futuro del sector inmobiliario.

Ventajas de los edificios inteligentes

«De entrada, los edificios inteligentes establecen parámetros altos en nivel de confiabilidad, así como el de rendimiento de los activos; posteriormente esto se traduce en ahorro sustancial en el consumo de energía, optimización del espacio y reducción del impacto ambiental de la construcción”, especifica Madariaga Lomelín.

En el mismo sentido, Luis Domingo Madariaga Lomelín detalla en que con la autorización que está otorgando la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) a las IFT, los smart buildings encontrarán en el crowdfunding atractivas fuentes de financiamiento e inversión. Para allá apunta el futuro y en muchas ciudades aún se le considera como mercados vírgenes en este tipo de tecnología.

Madariaga Lomelín añade que el elemento incluyente es la mejor parte de un edificio inteligente. Profundiza añadiendo que si edificación corresponde a un complejo de usos mixto, todos los involucrados se verán beneficiados:  inquilinos, negocios, u otros giros que lo integren.

«Un edificio inteligente puede ser creado o transformado de una estructura ya existente, trayendo consigo estándares de productividad y sostenibilidad, viéndose reflejados en iluminación, confort térmico, calidad del aire, seguridad física, saneamiento, entre otros aspectos, alineados a las necesidades de una vida mucho más sustentable”, señala el experto mexicano.

Madariaga Lomelín finaliza explicando que, el atractivo que el crowdfunding encuentra en los edificios inteligentes es el elemento tecnológico, ya que este tipo de edificaciones integra sensores, actuadores y microchips para recopilar datos, administrándolos de acuerdo a las funciones y servicios de los inquilinos.

Al ser una estructura que utiliza procesos de automatización para controlarse a sí misma, controlando sistemas de climatización, iluminación, electricidad, seguridad, telecomunicaciones, multimedia, informáticas, control de acceso, entre otros, es un edificio inteligente o smart building.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn