Muere el astro Diego Armando Maradona

Muere el astro Diego Armando Maradona

Diego Maradona falleció este miércoles en su residencia a sus 60 años de edad, según informó su agente y amigo Matías Morla.

La prensa local aseguró hace minutos que el entrenador sufrió un paro cardíaco en su vivienda de la provincia de Buenos Aires.

El campeón del Mundo en México 86, comenzó a sentirse mal a las primeras horas de miércoles, según reportaron los diarios, pues tuvo una descompensación al grado de que se intentó trasladarlo al hospital en ambulancias, pero fue insuficiente pues lo venció el paro.

El también entrenador estuvo a principios de este mes diez días internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un «bajón anímico», pero al hacerle chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado.

Luego, el técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata tuvo «algunos episodios de confusión» que los médicos «asociaron» a «un cuadro de abstinencia».

Su partida deja un gran hueco en todos los amantes del futbol, pues su talento en la cancha nunca estuvo en discusión, como lo hizo notar cuando se enfundó en la casaca del Napoli o en la de la Selección Argentina.

Diego Armando Maradona es uno de los jugadores más íconicos dentro y fuera de la cancha en la historia del futbol. Con mucho talento llegó a sus 8 años a Argentinos Juniors. Esta fue su casa hasta los 18 años cuando se concretó el traspaso a Boca Juniors.

Fue en el Mundial de 1986 cuando México se rindió ante el Pelusa. Esa Copa del Mundo fue de él, para inmortalizarse contra Inglaterra en los Cuartos de Final con la Mano de Dios y el gol en el que desparramó a cuanto inglés se le puso enfrente. Después, llegó la gloria, levantando la Copa en el Estadio Azteca tras vencer a Alemania.

Pelé se despide de Maradona

«Algún día patearemos juntos una pelota en el cielo, Diego. Es muy triste perder amigos así», dijo O’Rei en palabras emitidas por la agencia Reuters.

Pelé declaró en su cuenta de Instagram:

Que notícia triste. Yo perdí un gran amigo y el mundo perdió una leyenda. Hay mucho por decir, pero por ahora, que Dios de fuerza para los familiares. Un día, yo espero que podamos jugar futbol juntos en el cielo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn