Mujeres londinenses continúan protestando contra la policía tras el asesinato de Sarah Everard

Mujeres londinenses continúan protestando contra la policía tras el asesinato de Sarah Everard

Mujeres londinenses enojadas por la violencia de los hombres y la mano dura de la policía a raíz del asesinato de la londinense Sarah Everard protestaron frente a la sede de la policía, el parlamento y la oficina del primer ministro Boris Johnson el lunes, informó Reuters.

Everard, de 33 años, fue secuestrada mientras caminaba a su casa en el sur de Londres el 3 de marzo y un oficial de policía fue acusado de su secuestro y asesinato, lo que provocó un debate nacional sobre cómo la sociedad británica lidia con la violencia masculina contra las mujeres.

Protestan contra la represión policial

Las mujeres londinenses se reunieron frente al parlamento en Westminster, donde los legisladores comenzaron a debatir un proyecto de ley el lunes que, según los opositores, le daría a la policía demasiado poder para restringir las protestas pacíficas, días después de que la policía fuera criticada por usar fuerza excesiva en una vigilia por Everard.

Los manifestantes bloquearon brevemente el tráfico en el cercano puente de Westminster antes de reunirse frente a New Scotland Yard, la sede de la Policía Metropolitana de Londres, y dirigirse a la oficina de Johnson en Downing Street.

Con carteles que decían «Eduquen a sus hijos» y «Pongamos fin a la violencia contra las mujeres», los manifestantes se pararon frente a una línea de policía en las afueras de New Scotland Yard y gritaron «Las hermanas unidas nunca serán derrotadas» y «¿Quién nos protege de ustedes?».

El enfoque político se ha desplazado hacia la Policía Metropolitana de Londres después de que los oficiales intentaron dispersar una vigilia por Everard el sábado, diciendo que violó las reglas de cierre de COVID-19. Se enfrentaron a los dolientes y se llevaron a las mujeres esposadas.

La protesta del lunes se prolongó durante varias horas sin las mismas tácticas policiales de mano dura, tras las críticas generalizadas a los eventos del sábado y los llamamientos a la dimisión del jefe de la Met.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn