¿Por qué hay hepatitis aguda grave en niños?

México 27 mayo._ El brote de hepatitis aguda grave de etiología desconocida en niños de un mes a 16 años previamente sanos, surgido a principios de abril en Reino Unido, continúa aumentando: hasta el 17 de mayo se habían registrado 429 casos y seis decesos en 21 naciones de todo el mundo, incluido México con 21 y una muerte confirmada.

Luego de que el 29 de abril se contabilizaron 169 casos en 12 países (Reino Unido, Bélgica, Francia, España, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Italia, Países Bajos, Rumania, Israel y Estados Unidos) se buscaron otros posibles agentes etiológicos distintos de los virus A, B, C, D y E.

Casos

Fue así como en 85 de esos 169 casos notificados hasta entonces se realizaron análisis de sangre para identificar adenovirus, de los cuales 74 resultaron positivos (en 18 se identificó el llamado adenovirus 41). Sin embargo, en el resto no se pudo establecer la causa de la infección.

“El agente etiológico más frecuente de la hepatitis es el virus A, que se transmite por la vía fecal-oral, aunque también los virus B, C, D y E causan esta enfermedad del hígado. El virus E también se transmite por la vía fecal-oral, pero no es tan frecuente en nuestro país. Ahora bien, el incremento tan importante en el número de casos de hepatitis aguda grave de etiología desconocida es lo que ha encendido los focos de alerta. Además, todos los niños con este tipo de hepatitis han debido ser hospitalizados”, afirma Rosa María Wong Chew, jefa de la Subdivisión de Investigación Clínica de la Facultad de Medicina.

De acuerdo con la especialista universitaria, los adenovirus son virus que normalmente circulan entre los humanos y causan, durante todo el año, diversos padecimientos, como infecciones respiratorias, gastrointestinales, de la vejiga (cistitis) y de los ojos (conjuntivitis).

Los adenovirus que invaden las vías respiratorias se transmiten por medio de las gotículas que son expulsadas a la hora en que una persona infectada tose o estornuda; en cambio, los gastroenterales se transmiten por la vía fecal-oral, igual que las bacterias, los parásitos y otros virus que dan origen a múltiples infecciones gastrointestinales.

Signos y síntomas

Hasta la fecha, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos de la Secretaría de Salud no ha podido verificar que alguno de los casos registrados en México esté asociado a adenovirus o a otro agente etiológico específico.

“Por lo regular, la hepatitis A en niños es una infección aguda benigna y, muchas veces, asintomática. Los infantes pueden presentar ictericia, o sea, una coloración amarilla en el cuerpo y los ojos, o no, y aunque experimentan malestar general y cansancio extremo, al cabo de unos días se sienten bien. Lo que estamos detectando ahora son niños con ictericia, dolor abdominal, diarrea, náusea y vómitos que van a dar al hospital”, indica la especialista.

Las vacunas contra la hepatitis A y la hepatitis B producen anticuerpos y una respuesta de memoria y protección en contra de los virus A y B, respectivamente, por lo que se ha visto que los niños vacunados con ellas no pueden combatir esta hepatitis aguda grave de etiología desconocida.

Fuente: UNAM

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn