Videojuegos piratas, fuera de la lista de regalos

Los videojuegos piratas colocan a la niñez y adolescencia en situaciones de mayor riesgo, porque ofrecen ventajas aparentes a cambio de datos personales.

Gran número de niñas y niños añaden videojuegos a su carta a los Reyes Magos o Santa Claus, además de que muchas y muchos de ellos, así como adolescentes también piden juegos electrónicos a sus padres o familiares como regalos por la época decembrina.

La Secretaría Ejecutiva (SE) del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), adscrita a la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, refrendan el llamado a acompañarles para el uso seguro de videojuegos, sin prohibir su derecho a usarlos como una forma más de esparcimiento.

Por ello, ante los beneficios y riesgos de los videojuegos como fuente de entretenimiento surge la necesidad de saber cómo madres, padres y personas cuidadoras deben acercárseles para establecer un diálogo, crear confianza y orientar sobre las acciones de protección en caso de emergencia en estos espacios virtuales, con explicaciones claras y precisas.

Así lo señaló la directora de Difusión, Información e Interlocución de la SE del Sipinna nacional, Yoloxóchitl Casas Chousal, quien además resaltó que durante su entretenimiento con videojuegos, niñas, niños y adolescentes deben contar con criterios adecuados para aplicar en momentos de riesgo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
[banner count=1 group='contenidos']

Más recientes

Categorías

[banner count=1 group='barra-lateral']